Caramelo de Jamón Ibérico

3,20

Era una mañana en el obrador como otra cualquiera hasta que uno de mis clientes me comentó el «buen aspecto que tenían esas piruletas de jamón que estaba haciendo».

Le aclaramos que eran piruletas de fresa y nata pero el comentario ahí quedó y nos pusimos a pensar en la posibilidad de crear ese caramelo.

Fueron muchas la pruebas que tuvimos que hacer. Ensayo y error, ensayo y error, ensayo y error. Aprendimos 1.000 maneras de no hacer un caramelo de jamón (como el inventor de las bombillas) hasta que a la de 1.001 lo conseguimos.

Aquí lo tienes. Caramelitos de Jamón Ibérico, con su tocinito y su magro, para saciar el hambre y quitar el gusanillo en esas horas que no quieres o no puedes picotear. No necesitan frío ni cuchillo para cortar, no se estropean y se pueden transportar en el bolsillo sin mancharnos.  ¡¡ Perfectos !!

Con una excepcional calidad y en una bolsita de 100 gramos para compartir con quien tu quieras. Apto para veganos 😉

¿Cuántas bolsitas quieres?